Dia Mundial del Agua - Hospital Metropolitano 

Dia Mundial del Agua

El agua es un elemento fundamental que garantiza el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

Es un nutriente (elemento o compuesto o sustancia) esencial para nuestro organismo, basta con solo pensar que el agua constituye 50 a 75% del peso corporal, siendo el contenido de esta sustancia mayor en lactantes y en niños.

Por sus características físicas y químicas, el agua tiene varias funciones dentro de nuestro cuerpo:

  • El mantenimiento del volumen sanguíneo
  • El transporte de nutrientes y oxígeno
  • Sirve como solvente en muchos procesos metabólicos
  • Participa en forma activa como reactivo en muchas reacciones químicas
  • Regula la temperatura corporal
  • Elimina los productos de desecho

Beneficios:

  • Ayuda a los riñones a mantenerse saludables. Previene de la enfermedad renal crónica y el declive de la función renal asociado al envejecimiento.
  • Protege el sistema cardiovascular y el cerebro. Regula la frecuencia cardíaca y la presión arterial.
  • Crea la barrera hidrolipídica, una delgada capa de piel que nos protege de las agresiones ambientales. Ante la deshidratación esta barrera se altera y ya no cumple su función. Además, una correcta hidratación mantiene la piel sana y previene el envejecimiento prematuro.
  • Previene el estreñimiento mejorando el funcionamiento del aparato digestivo.
  • Regula la temperatura corporal, aumentando la energía y la flexibilidad de las articulaciones y mejorando el bienestar.
  • Mejora el sistema inmunológico y el estado general de salud al facilitar la eliminación de toxinas y productos metabólicos de desecho.
  • Disminuye el riesgo de contraer enfermedades infecciosas virales o bacterianas, ya que el agua mantiene hidratadas las mucosas que recubren el aparato respiratorio, previniendo la entrada de patógenos. Este beneficio se potencia al consumir agua segura, ya que los filtros y purificadores eliminan los microorganismos existentes.
  • Reduce el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer como el cáncer de mama.
  • Mitiga o alivia los calambres, por eso se recomienda tomar agua antes, durante y después del ejercicio.
  • Ayuda a transportar oxígeno a todo el cuerpo, manteniendo los órganos y tejidos sanos.
  • Lleva nutrientes a todo nuestro organismo.
  • Ayuda a eliminar las bacterias de la vejiga.

¿Qué pasa cuando no bebemos suficiente agua?

Podemos deshidratarnos. Los síntomas de una deshidratación son los siguientes: debilidad, presión arterial baja, mareos, náuseas, dolor de cabeza, irritabilidad, color oscuro y olor fuerte en la orina, sensación de cansancio o fatiga, estreñimiento, sequedad en la piel, labios, piel y ojos, entre otros.

Ya sabemos que el agua es una necesidad y es fundamental para mantener las funciones de nuestro cuerpo, como el corazón, la presión arterial, los riñones, los músculos, el cerebro, etc.

Muchos estudios científicos muestran como la ingesta de agua en cantidades apropiadas reduce el riesgo de padecer cáncer de: colon, vejiga, seno.

¿Cuánta agua deberíamos de beber al día?

Para mantener una buena hidratación se debe beber entre 6 y 8 vasos de agua al día. Sin embargo, la necesidad de cada persona puede variar sustancialmente, según el cuerpo, el nivel de actividad física, el clima y otros factores de manera que algunas personas pueden necesitar beber más agua que otras.

Agua y ejercicio físico: mientras te diviertes haciendo una actividad física tu cuerpo perderá líquido más rápidamente. Si estás haciendo ejercicio y sudando te recomendamos que bebas lo suficiente para mantenerte hidratado.

Agua y calor: en verano o cuando hace calor, es importante tomar suficientes líquidos y estar atento a los primeros síntomas de deshidratación.

Fuente:
Servicio de Nutrición
Hospital Metropolitano.